Lo que viene, lo que viene: política y presupuesto en CABA

1
668

Con 32 votos positivos, el último jueves del mes de noviembre se aprobó en la Legislatura porteña el tercer presupuesto de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta. Con Felipe Miguel (actual jefe de gabinete) a la cabeza, se llevaron las exposiciones de las mayores autoridades de los distintas jurisdicciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Se viene un año relevante para la ciudad más rica del país y que será sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud. En términos políticos no parece ser un año muy complicado. Tras el aplastante triunfo de la alianza Cambiemos en CABA, Rodríguez Larreta se aseguró quorum propio en la Legislatura.

El presupuesto nos muestra el programa de gestión de un gobierno. En efecto, este sistema de información nos permite concluir sobre algunos aspectos de su comportamiento y así interpretar las decisiones de la actual administración.

Para analizar el presupuesto, los invito a pensar en un cubo. Este cuerpo cuenta con 6 caras congruentes de misma superficie. Es decir, si proyectamos cada una de las caras sobre una superficie, van a ser coincidentes.

Volviendo al presupuesto cada una de estas caras van a representar una manera de ver el presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires:

  • Recursos: Tipo de recursos, fuente de financiamiento.
  • Gastos: Gastos por finalidad y función, por inciso, por carácter económico.

¿Es un Estado en retirada? ¿Están preparando el ajuste?

Lejos de las exclamaciones del sector opositor, Rodríguez Larreta prevé aumentar el presupuesto de la CABA en términos reales respecto al año anterior, siempre y cuando se cumplan las pautas macro definidas para el 2018.

Para las estimaciones del presupuesto 2018 se utilizaron las pautas macroeconómicas de variación del producto del +3,5% e inflación de +12,0%. Los gastos presupuestados alcanzarán los 222 mil millones de pesos, esto es un 22% más en términos nominales con respecto al vigente de este año.  Los recursos totales se incrementan un 28% alcanzando también los 222 millones de pesos, presupuestando para el año 2018 déficit cero, en concordancia con la premisa de “buena conducta” fiscal impartida desde el Poder Ejecutivo Nacional.

El presupuesto considera un incremento vinculado a actualizaciones tarifadas y modificaciones en la normativa tributaria que se detallan a continuación.

  • No se realizarán modificaciones respecto a la imposición de nuevos hechos imponibles o subas de alícuotas.
  • Los incrementos que se presentan respecto a 2017 se deben a actualizaciones en las valuaciones y tarifas, al aumento por factores macroeconómicos (inflación y actividad económica) y por factores específicos según corresponda al hecho imponible de cada impuesto (por ejemplo: mercado inmobiliario, automotor, etc.).
  • IIBB, se procede a unificar la alícuota aplicable para los ingresos derivados de procesos industriales con los objetivos de no discriminar más a la industria con planta radicada en otras jurisdicciones y bajar significativamente la presión tributaria en la producción industrial.

CUADRO 1: Recursos totales CABA a valores de 2007.

Fuente: Elaboración propia en base a cuentas de inversión y presupuesto 2018.

Si medimos los recursos a precios de 2007 el presupuesto prevé un incremento del 12% para el año 2018 respecto del año anterior.

CUADRO 2: Recursos totales CABA por habitante a valores de 2007.

Fuente: Elaboración propia en base a cuentas de inversión y presupuesto 2018.

Estamos en una ciudad que cuenta año tras año con más recursos en términos reales. Desde el 2007 hasta este presupuesto de 2018 los recursos por habitante a valores de 2007 casi se duplicaron. Cabe recordar que una de las primeras medidas de Mauricio Macri fue el aumento de la coparticipación para la ciudad de Buenos Aires. “Unitarismo is back”.

No es un Estado que se achica, es un Estado que define una hoja de ruta coherente a su marco teórico, ideológico y pragmático sobre qué hacer en la ciudad y como asignar los recursos. Habría que dejar por un tiempo la chicana fácil, leer profundamente los presupuestos y entender hacia dónde va el partido que se convirtió en la maquina electoral más eficiente de la CABA.

Volvamos por un segundo al árido escenario de los números…

Cuando hablamos de los gastos el paneo más concluyente es a partir de la finalidad y función del gasto, mas allá de lo que suceda en los programas de cada ministerio. Así vamos a poder entender, de dónde venimos y hacia donde estamos yendo.

Desde la llegada del partido Propuesta Republicana (PRO) a la CABA y a contramano de la agenda progresista del anterior gobierno, las participaciones relativas de educación y salud fueron perdiendo peso en el total del presupuesto. Mientras caían estas curvas, teníamos sucesos como la falta de vacantes en la ciudad, el aumento de la mortalidad infantil y la divergencia de la esperanza de vida entre el norte y el sur de la ciudad; mientras tanto  no mutó la conducta del Ejecutivo.

Para el 2018 se planteó un cambio de tendencia en estas finalidades del gasto.  Aproximadamente el 53% del gasto se va a destinar a Servicios Sociales (educación, salud, promoción y acción social).

CUADRO 3: Participación en el Gasto de Educación y Salud.

Fuente: Elaboración propia en base a cuentas de inversión y presupuesto 2018.

Las participaciones de las finalidades son un juego de suma 100%, es decir, cuando baja una, sube otra.

CUADRO 4: Participación en el Gasto de Servicios Urbanos, Transporte, Seguridad e Intereses de la Deuda.

Fuente: Elaboración propia en base a cuentas de inversión y presupuesto 2018.

El grafico anterior muestra el comportamiento de un recorte de finalidades del gasto que experimentaron grandes variaciones a lo largo del periodo bajo análisis. Esto nos debe ayudar a entender algunos factores importantes de la gestión en la ciudad en función de la reconversión del Espacio Público: iluminación, metrobus, eco bici, bicisendas, plazas y arbolado público. El principal componente de los Servicios Urbanos es el contrato de Recolección y Limpieza que explica el porqué de la estabilidad de este componente.

Macri ¿enemigo de Larreta?

En función de los últimos presupuestos, las políticas nacionales y el contexto macroeconómico, planteo este interrogante como inicio de la definición del camino de Rodríguez Larreta. Éste entiende que ahora, el contexto macro ya no es ese famoso “viento de cola” de los años anteriores -como se definió desde el mainstream económico ortodoxo argentino-, que permitió gestionar una ciudad en una época de crecimiento y desarrollo. En esos tiempos iban quedando de lado preocupaciones de los inicios del 2000 permitiendo centrarse en otros aspectos de la gestión.

Hoy las reglas del juego cambiaron y Rodríguez Larreta debe adaptarse a este nuevo escenario si espera, al menos, continuar con su carrera política. Una economía en retracción, que no muestra indicios de repunte, va a afectar a la vida cotidiana de los porteños y de la administración pública.

Tarifazos, caída de actividad, menos recaudación y más población vulnerable hacen que el Ejecutivo porteño planifique con otro mapa sus objetivos. 

El cambio de visión de Rodríguez Larreta, evidencia del nuevo PRO

“Paso a paso” (célebre frase de Reinaldo “mostaza” Merlo, que como director técnico dio una alegría a Rodríguez Larreta allá por 2001, mientras sucedía una de las semanas más trágicas desde la vuelta a la democracia, consagrando a Racing campeón) el actual jefe de gobierno va mostrando quiebres con la gestión anterior que corren de la agenda al sector opositor. El objetivo no es hacer una evaluación de gestión en función de los resultados sino interpretar el GPS del larretismo, como por ejemplo sucede en los gastos de vivienda. Esto también se ve en la recuperación de áreas como Cultura, Promoción y Acción Social.

CUADRO 5: Participación en el gasto función Vivienda.

Fuente: Elaboración propia en base a cuentas de inversión y presupuesto 2018.

El grado de cumplimiento del gasto en vivienda no es objeto de estas líneas, lo que sí es relevante es el cambio de conducta en el gasto. Rodríguez Larreta diagnostica los errores de gestión y atiende una de las problemáticas más importantes de la ciudad. Urbanización, construcción de viviendas sociales (módulos de edificios de JJOO) y la finalización de los proyectos del PROCREAR en la comuna 4 van a permitir atender este fenómeno característico de las urbes latinoamericanas. Ademas hay que sumar el shock crediticio en los grandes centros urbanos a raiz del lanzamiento del polémico pero accesible sistema UVA. ¿Es la derecha cumpliendo el sueño de la casa propia?.

Cambiamos y Rodríguez Larreta lo saben. Él también cambió, pero la oposición sigue escuchando una música que no es la que suena hoy en las radios porteñas.

Me despido, sin menospreciar a la clase media “citadina”, como hizo Fito Páez, y con la humildad de intentar un análisis racional de la vida porteña:

Ey que te pasa, Buenos Aires, es con vos.

No es la tecno ni el rock. Es tu parte que vos no conoces.

Cuidado, la conozco yo. Sabes que va a ser lo mejor.

Cuando estés así, sácate el diablo de tu corazón

1 COMENTARIO

  1. Artículo muy interesante!
    Aunque me resulta algo costoso entender datos duros de la economía, me resulta interesante la idea del autor respecto del corrimiento del eje de gestión del gcba desde la lectura del presupuesto, y cómo esto corre al progresismo porteño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here