El Peronismo en debate – La figura de Antonio Cafiero y el FMI

0
269

El viernes 22 de junio se realizó en el marco del ciclo Buenos Aires Debate en el espacio social y cultural Macacha, la presentación del libro La independencia Económica, el pensamiento de Antonio Cafiero de Santiago Cafiero. Estuvo presente al autor e integraron la mesa Marcela Cortiellas (concejal FPV-PJ, mesa político sindical de la zona norte), Lorenzo Beccaria (presidente del bloque de concejales FPV-PJ Vicente López) y Joaquín Noya (Movimiento Evita).

La noche inició con la palabra de Joaquín Noya, coordinador del espacio, quien presentó a los integrantes y recordó la figura de Antonio Cafiero. Enfatizó retomar las ideas del histórico dirigente durante la Renovación Peronista, en la década de 1980, para afrontar el contexto actual del movimiento y señaló el eje principal sobre el cual discurriría el debate: el pensamiento político-económico de Antonio Cafiero sobre el Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo continúo en la palabra Marcela Cortiellas reivindicando la figura de Antonio como Gobernador de la Provincia de Buenos Aires  (1987-1991) y su acompañamiento al proyecto peronista tras haber perdido la interna por la candidatura presidencial en 1988. La concejal remarcó la necesidad de una renovación constante del justicialismo teniendo siempre en vistas los intereses de las clases populares y los trabajadores, criticó a la coalición gobernante Cambiemos por haber cedido independencia económica y convocó a los asistentes a sumarse al paro general de la Confederación General de Trabajadores (CGT) del lunes 25 de junio. Lorenzo Beccaria hizo una remembranza de su relación con Antonio Cafiero en épocas de la Casa Bonaerense y destacó la actividad del espacio Macacha.

La presentación del libro estuvo a cargo de Santiago Cafiero, su autor. Puntualizó que si bien la obra fue motivada como un homenaje a Antonio Cafiero, se trata de una profunda revisión del pensamiento político-económico del dirigente. Luego de una cronología sobre los primeros aspectos del libro que trata sobre los orígenes, la formación profesional y los primeros pasos como dirigente juvenil de Antonio, orientó a la asistencia hacia la figura de éste como funcionario de Juan Domingo Perón durante el período 1948-1955, en las que ocupó diversos cargos relacionados con su formación como economista. Como consejero financiero en la embajada argentina en Washington D.C (EE.UU.) (1948-1951) un joven Antonio recomendó al presidente Perón, mediante el reconocido informe 21, que Argentina no ingresara al FMI.

Con respecto al contexto actual y la renovada relación con el FMI, Santiago Cafiero recordó la figura Raúl Prébisch Linares, un prominente economista liberal a cargo del plan que sería recordado con su apellido y fuera elaborado para la Revolución Libertadora con el objetivo de desprestigiar las políticas económicas del peronismo, entre ellas las instrumentadas por Antonio Cafiero. Recordó posteriormente la función de éste como Ministro de Economía de la Nación (1975-1976) durante la presidencia de Isabel Martínez de Perón y embajador ante la Santa Sede, cargó al cual debió renunciar por el golpe de Estado cívico-militar de 1976.

Con la vuelta de la democracia el histórico dirigente abogó por una amplía interna del movimiento, que le fuera negada por intervención de Herminio Iglesias y motivaría la formación de la Renovación Peronista. Ya en función de diputado nacional por el Partido Justicialista (1987), su primera intervención ante la cámara fue una crítica al endeudamiento con el FMI y como éste condicionaba el desarrollo económico del país. Siempre crítico a los postulados del organismo internacional Antonio fue un promotor de mecanismos regionales de participación económica y a pesar que la historia ha discurrido un camino adverso, su fuerte oposición y su relevancia en el movimiento justicialista fue un aporte decisivo a la desconfianza y lejanía que el peronismo mantiene con el FMI, situación remarcada por Santiago Cafiero.

La noche finalizó con la participación y las preguntas de los asistentes que derivaron, casi con exclusividad, en la relación actual de la alianza gobernante Cambiemos con el FMI. Como síntesis puede mencionarse la aprensión ante las exigencias de organismo internacional para aprobar el crédito y la consecuente imposibilidad del Estado en regular su propia cuenta capital; la falsa conquista pretendida por el oficialismo en haber categorizado como país de “economía emergente”, lo cual exige una mayor desregulación del mercado cambiario. La reunión cerró con una perspicaz intervención de Santiago Cafiero caracterizando el acuerdo con el FMI como un método de institucionalización del ajuste y un condicionamiento importante a un hipotético próximo gobierno peronista.

Durante una fría noche en el conurbano bonaerense que evoca una vez más el invierno por venir, la calidez la aportó la militancia y el candor el recuerdo del querido Antonio Cafiero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here